domingo, 14 de agosto de 2011

Las mutaciones energéticas del humano.

Chi Hua significa literalmente “mutación de la energía”. El ejemplo clásico de esto, es el ciclo de las estaciones con el paso de una a otra; del invierno (frio) al verano (calor); o bien del día (calor) a la noche (fría).

En toda modificación de cualquiera substancia o esencia, se dice en china que una mutacion de la energía (Chi Hua) ha ocurrido. Una transformación inherente a la sustancia ha tenido lugar. El agua y el hielo son físicamente distintos, aunque su formula química sigue siendo el mismo H2O; cuando el agua se transforma en hielo o viceversa se debe a que un Chi Hua ha ocurrido. Si se transfiere esta idea a otros planos, permanece exactamente igual. La ley de la transformación del día en la noche es un principio universal que se divide en un tiempo activo y otro pasivo.

Para ilustrar este principio fundamental de manera práctica, la filosofía china ha definido dos estados, ambos ideales y antagónicos entre sí; estos estados son los llamados Yin y Yang.

Yang es el estado activo, positivo caracterizado por el calor, la luz y el exterior. Yin, por el contrario es el estado de no ser, totalmente negativo, y para mayor exactitud, nulo; se caracteriza por el frio, la oscuridad y lo interior.

Sin embargo, ninguno de estos estados puede existir en la absoluta condición estática, ambos están en perpetua transformación dinámica, uniéndose el uno al otro continuamente en mayor o menor grado, pues siempre hay algo de Yin en Yang y algo de Yang en Yin. No puede el hombre escapar a esta ley general, está sujeto a ella, pues también refleja las variaciones cíclicas del medio exterior; el está más activo durante el día y en el verano (Yang), y más reposado en la noche y en el invierno (Yin). Los órganos del cuerpo humano siguen las mismas variaciones de la energía externas, pues están de acuerdo con ella. Así el ritmo cardiaco, por ejemplo, se acelera durante el día de actividad y se retarda durante la noche en el reposo.

De acuerdo con los conceptos de los antiguos maestros chinos, los canales de energías (Ching o Meridianos) están en correspondencia directa con las mutaciones energéticas que sufren los órganos (Tsang Fu) y a su vez estos solamente son, en realidad, soportes para el Chi Hua del cuerpo humano.

Mientras en la medicina occidental los conocimientos adquiridos se fundamentan en la anatomía y la fisiología a través de la disección de cadáveres, los conocimientos de la Medicina Tradicional China descansa primordialmente sobre la ley de la mutación de la energía (Chi Hua), por eso es considerada la ciencia de la vida. De cuyos postulados han sido adquiridos a través de la observacion de los comportamientos de los meridianos en organismos vivos.

En el proceso de desarrollo del ser humano (de acuerdo con el concepto de Chi Hua) pasa por diferentes mutaciones de energías necesarias para su proceso de evolución, por ejemplo; un bebe entre las edades de 0 a 1 año siente y se manifiesta diferente a un niño entre la edad de 1 a 4 años, un niño entre las edades de 1 a 4 años siente y se manifiesta diferente a un niño de entre 4 a 10 años, así mismo sucede entre el niño y el adolecente, el adolescente y el adulto, el adulto y el anciano.

En todas estas etapas de la vida se manifiesta claramente la mutación energética no solamente a nivel físico sino también a nivel mental y espiritual según la Medicina Tradicional China en su concepto de Chi Hua.

Las enfermedades, son por lo tanto, manifestaciones de las mutaciones energéticas que experimenta el cuerpo en un momento dado, en la gran mayoría de los casos, como respuestas a energías desequilibradas del medio ambiente y que muchas personas por desconocimientos están expuestas a ellas. Un ejemplo, vivir muy cerca a una línea eléctrica de alta tensión, etc.

En el pasado los maestros chinos le daban extrema importancia al manejo de las energías a través del feng shui ya que conocían el efecto de ellas en la salud y el cuerpo podía ser positivo o negativo. Hoy día con el avance tecnológico solo con el enfoque mercantil se esta desarrollando un estilo de vida que mantiene al campo energético humano en constante mutación, no con las energías equilibradas de la naturaleza sino con las energías desequilibrantes de equipos eléctricos, como macrowave, computadoras, TV 3D, etc. etc. Que emiten una gran cantidad de radiación al humano. Con efectos en la salud que se verán en un futuro no muy lejano.